Estadísticas Militares y Reservistas del Ministerio de Defensa

Los Reservistas Voluntarios se encuentran a partir de la página 212.
Seguimos mal, ya próximos a los 3.000 ¡y bajando!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Desde Carlos III, roja y gualda

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

1492 La conquista del paraíso, Vangelis y La Folía (Píldoras de Historia VI)


La Folía es, probablemente, la composición europea más antigua de la que se tiene noticia. Cuando Vangelis compuso la banda sonora de la película 1492 la conquista del Paraíso se basó en ella. ——————————————————————————————–
The folía is probably the oldest European musical theme known, usually referred to as “folies d’Espagne” in French and “follies of Spain” in English.
When Greek composer Vangelis composed the soundtrack for Ridley Scott’s epic 1492, Conquest of Paradise, he based the main theme on the folía. I found two videos, one by Spanish musicologist Jordi Savall, playing the original “folías de España”, and variations based on folías by Italian Baroque composer Arcangelo Corelli. The similarities with the opening piece of Vangelis’ soundtrack are immediately apparent.
https://babysharkmr.com/about-the-music-of-vangelis-1492-conquest-of-paradise/
1492

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Las cicatrices de un Oviedo en guerra

Entrevista al presidente de ARAMA, Artemio Mortera, sobre los vestigios de la GCE en la capital de provincia más destruida durante la contienda.
https://www.lavozdeasturias.es/noticia/oviedo/2020/08/18/cicatrices-oviedo-guerra/00031597774011952114542.htm

OVIEDO

Las cicatrices de un Oviedo en guerra

Cuando se cumplen 80 años del fin de la contienda española, algunos de los lugares clave del enfrentamiento en la capital asturiana aún permanecen en pie

Una imagen de la Estación de Renfe de Oviedo, sobre una foto de la calle en la actualidad
Una imagen de la Estación de Renfe de Oviedo, sobre una foto de la calle en la actualidad
GUILLERMO GUITER
REDACCIÓN 

Artemio Mortera lleva muchos años explorando los vestigios de la guerra civil en Asturias. Puede decirse sin dudar que es un experto y, sin embargo, «no hubo ninguna salida de las que hicimos en todos estos años en la que no descubriera algo nuevo». Es un patrimonio ingente aunque, se lamenta él, muy pocos responsables políticos ?por no decir ninguno- se preocupan por conservarlo y dignificarlo como una pieza clave de la historia de la región. Para Mortera también forma parte de su propia historia.

Artemio es un mierense menudo, tranquilo, de mirada viva y mente afilada. Cuando visita las construcciones de hormigón maltratadas más por las personas que por el tiempo, recita de memoria un sinfín de lugares, cifras, datos, batallas, anécdotas de la guerra civil en Asturias. Ha escrito más de un centenar de artículos en distintas revistas especializadas y además dirige un pequeño museo militar en Grado. ¿De dónde sale esta afición tan intensa, tan larga y apasionada?

La Plaza de la Escandalera durante la guerra, sobre una imagen de Oviedo actual
La Plaza de la Escandalera durante la guerra, sobre una imagen de Oviedo actual

Ya de pequeño se acercaba a ver algunas de las sólidas construcciones de hormigón que tanto le atraen. No en vano su padre trabajó en un batallón de presos nacionales en el bando republicano construyendo esas fortificaciones.

Artemio Mortera, padre, fue movilizado cuando llamaron a su reemplazo, el de 1931. En diciembre de 1936, cuando estaba en el frente de Oviedo, le comunicaron que se presentese al Estado Mayor para ser juzgado, donde le condenaron a trabajos en el Batallón de Trabajadores D, que mandaba el comandante republicano Ramiro Monfort Mir.

Pero Mortera, hijo, no guarda ningún rencor político, no deja que la ideología le nuble el sentido común: «Cuando terminó la guerra, mi padre firmó con otros a favor de Monfort, un hombre que no sólo les dio buen trato sino que los protegió y en ocasiones hasta les dejó escapar y encubrió su huida para evitar represalias». Este testimonio sirvió para que el comandante fuera absuelto.

Artemio Mortera explica alguno de los restos de la contienda que quedan en la ciudad de Oviedo
Artemio Mortera explica alguno de los restos de la contienda que quedan en la ciudad de Oviedo

Luchar contra la destrucción

Para este investigador por cuenta propia y cofundador de la Asociación para la Recuperación de la Arquitectura Militar Asturiana (ARAMA 36/37), es penoso ver el estado en que se encuentran la mayoría de las construcciones por falta de atención de las autoridades. En muchos lugares, él y su asociación se ocuparon de señalar los emplazamientos y avisar a las administraciones para evitar su destrucción, casi siempre a causa de nuevas obras. A veces lo consiguen, muchas otras, no.

Algunas se conservan en estado precario, otras duermen bajo la maleza, las hay incluso que sirven como bodegas y almacenes en fincas privadas. Así comienza un recorrido por los vestigios del cerco a Oviedo.

Un fotomontaje del Oviedo actual y el de la Guerra Civil, en este caso, la esquina del edificio de la Junta General del Principado
Un fotomontaje del Oviedo actual y el de la Guerra Civil, en este caso, la esquina del edificio de la Junta General del Principado

Génesis

El 1 de abril de este año se cumplieron 80 años del fin de la Guerra Civil, aunque en Asturias realmente terminó casi un año y medio antes, en octubre de 1937. Transcurrido todo ese tiempo, sin embargo, quedan aún cicatrices de la contienda, tanto simbólicas como materiales, y no hay que desplazarse muy lejos del centro de Oviedo para encontrarlas.

Mientras se producía la sublevación contra el gobierno de la república, en la capital se dio una particular situación. El coronel Antonio Aranda, que irónicamente tenía fama de republicano, conspiraba en secreto para unirse al levantamiento.

Según señalan Alberto Allende y Esteban López en la revista de Arama, «Aranda supo jugar con acierto al engaño y manipular a los poderes civiles y sindicales en aquellas primeras horas, evitando el masivo reparto de armas a las organizaciones obreras y manteniendo con sus fuerzas el control de la capital asturiana. Seguros como estaban los líderes de izquierdas de tal lealtad del coronel, formaron una columna de mineros armados destinada a Madrid».

Según distintas fuentes, Aranda contaba con unos 660 soldados, entre 1.000 y 1.300 guardias civiles, 400 guardias de asalto y 300 carabineros: en todo caso menos de 3.000 efectivos y ocho piezas de artillería, lo que equivale a una brigada. Un contingente verdaderamente escaso desde el punto de vista actual, teniendo en cuenta que una sola división del ejército reúne cerca de 10.000 soldados.

A las cinco de la tarde del 19 de julio de 1936, el coronel declaró el estado de guerra en una Asturias que era mayoritariamente republicana. Se hizo con los centros neurálgicos de la ciudad, apresó o fusiló a los leales a la república al parecer a algunos los dejó que escaparan; pronto no tendría con qué alimentarlos y prefería no acogerlos en su retaguardia- y se preparó para establecer un perímetro defensivo y que la ciudad quedara sitiada.

Según Allende y López, Aranda aprovecha el desconcierto inicial para establecer una línea defensiva de unos 16 kilómetros, teniendo en cuenta los escasos efectivos de que dispone y ocupando posiciones favorecidas por elevaciones del terreno y por los pequeños barrancos que rodean Oviedo. De forma cuadrangular, en los vértices de este perímetro de defensa se situarían las posiciones principales, estructurándose el área en cinco sectores: el cementerio, Buenavista, El Canto, Pando y La Cadellada.

El socialista Francisco Martínez Dutor comandaba las milicias, puesto que al principio no contaba con fuerzas regulares, que cercaron la capital y que posteriormente quedaron bajo el mando del teniente coronel Javier Linares. Los atacantes cortaron el suministro de agua, consolidaron posiciones y en vista de la dificultad para tomar la ciudad, se dispusieron también para un largo asedio.

«Casi todas las fortificaciones que quedan en Asturias son republicanas. Sólo cinco son nacionales», señala Artemio Mortera. Y eso se debe, en su opinión, a la forma de entender la guerra. Mientras que para el bando republicano se trataba de impedir a toda costa que sus enemigos se movieran, desde el nacional se realizaban trincheras o estructuras temporales, sacos terreros y alambradas, con la idea de no frenar el avance. Sólo hay constancia de la existencia de dos obras de hormigón del bando sublevado en Oviedo: dos polvorines en el alto del Escamplero.

Los primeros combates de importancia no comenzaron hasta el mes de septiembre. La ciudad sufrió un intenso bombardeo y un asalto que fue rechazado. La falta de higiene desató una epidemia de tifus que se cebó con la población. En octubre, temiendo la llegada de las columnas gallegas con refuerzos del ejército franquista de África, el Frente Popular intensificó el ataque. El cerco se estrechó, y pasó de un amplio perímetro a un círculo irregular que comprendía el centro de Oviedo. 

La ofensiva más dura se produjo no obstante en febrero del año siguiente, en el crudo invierno y con el apoyo de tropas del ejército del Norte; no hay consenso en cuanto al número de soldados que intervinieron, que habrían sido al menos 35.000, o más según otras fuentes. Al terminar la fracasada ofensiva, Aranda ya contaba sólo con unos 500 defensores y casi no le quedaba casi munición; además el bando republicano había capturado la última central eléctrica y dejó la ciudad sin luz.

Justo cuando los sublevados estaban a punto de colapsar, en octubre de 1937, la columna de Galicia logró penetrar desde Grado y romper el aislamiento. Aunque el asedio aún duró nominalmente unos meses más, hasta febrero del año siguiente, ese octubre se produjo en realidad el fin del cerco a Oviedo. Quedaron -y aún quedan- numerosos vestigios en torno a la capital asturiana de las posiciones blindadas republicanas. 

Rastros de la contienda

Entre las obras de fortificación militar que han llegado a nuestros días y son objeto de estudio se pueden citar trincheras, fortines y nidos de ametralladoras, asentamientos artilleros, blocaos, búnkeres, refugios de campaña, depósitos de municiones, puestos de observación, así como edificios refugio contra bombardeos, puestos de mando…

El principal frente de la guerra rodeaba Oviedo al principio desde el extrarradio y más tarde desde su casco urbano: eso la convertiría en la capital de provincia que más destrucción sufrió durante la contienda. El ejército del Norte republicano se sumió en una auténtica «fiebre fortificadora» una vez que renunció a la conquista de Oviedo tras las fracasadas ofensivas contra la capital de noviembre y diciembre de 1936 y, sobre todo, de la mencionada de febrero y marzo de 1937.

Se levantaron una multitud de líneas defensivas en torno a la ciudad, la mayor parte de las cuales nunca vieron ni un solo tiro. «Los nacionales intentaron alguna incursión que solía acabar muy mal, de modo que pocas veces volvieron a insistir», dice Mortera. Por el contrario, las ofensivas provenían del bando republicano en su deseo de conquistar la capital, cosa que nunca sucedió.

Ametralladoras en una rotonda

Cuando el Principado construyó el actual Hospital Central en los terrenos de La Cadellada, alrededor existían aún intactas muchas posiciones republicanas: nidos de ametralladoras, galerías de tiradores y trincheras. Arama se quejó de la destrucción indiscriminada de los vestigios y consiguió, bien que mal, que se conservaran algunos elementos. Hoy se puede ver en el centro de una de las pequeñas rotondas en una esquina del hospital uno de los nidos de ametralladora. En puntos cercanos también perviven, aunque llenas de escombros y basura, fuera de contexto y sin señalizar. El interés de la administración por conservar la historia de la guerra es poco menos que nulo.

Los frentes asturianos, tanto los que rodeaban la capital a  lo largo del Nalón, que separaba los dos bandos hasta llegar al mar, como en los puertos de montaña, quedaron prácticamente estabilizados hasta el final de la guerra en Asturias. «Estabilizados, pera no inactivos», dice Mortera, porque se siguieron produciendo violentas escaramuzas e incluso guerra de minas.

«Los republicanos desarrollaron una labor fortificadora ingente que en algunos lugares llegó a tener una profundidad de cinco líneas», explica Artemio, que consistían en emplazamientos para armas automáticas de hormigón armado comunicadas por trincheras, baterías en casamatas y refugios, polvorines y puestos de mando subterráneos.

Esta intensa actividad constructora hace las obras que han llegado hasta hoy sean bastante numerosas, pese a que a lo largo de casi ocho décadas se han venido destruyendo, en especial debido a la planificación de carreteras y edificios. La demolición de los vestigios ha sido «a veces innecesaria», dice Mortera con tristeza. Ya en 1938 el que fuera director general de Turismo hasta 15 años después, Luis Bolín, organizó con éxito unas Rutas Nacionales de guerra que incluían como punto fuerte de sus circuitos la visita al Oviedo mártir. Era una idea propagandística que no obstante cosechó un notable triunfo turístico.

Apenas terminada la guerra en Asturias, ante las escasez de metal, el servicio de Regiones Devastadas se dio cuenta de que los numerosos raíles que conformaban la estructura de las cubiertas de tales casamatas tenía un valor que no convenía despreciar y, «plano en mano, fue dinamitando una a una las casamatas para extraer la codiciada viguería, hasta no dejar ni una sola íntegra» en toda la región.

Pese a ese esfuerzo destructor, aún se conservan muchas estructuras, así como los túneles que en varias de ellas comunicaban las piezas entre sí y a éstas con los repuestos de munición o los puestos de mando subterráneos; túneles que en algún caso superan los doscientos metros de largo. Un patrimonio en vías de extinción en una región que tiende a olvidar o a ignorar deliberadamente su pasado.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Fuerte de Santa Cruz en Orán, 3 siglos de España (Píldoras de Historia V)

Los Reyes Católicos cuando acabaron la Reconquista en 1492, en Granada, se dieron cuenta de que no había más remedio que tomar plazas fuertes en el norte de África. Su objetivo era impedir nuevas invasiones del territorio peninsular. Una política afortunada que dio sus frutos. Se tomaron, y fortificaron, una serie de puntos estratégicos en el Mediterráneo, uno de ellos Orán.
Orán, aparte de ser un foco de piratas que atacaban constantemente a intereses españoles, dista sólo 180 km. de las costas de Almería, y para los enemigos era un punto desde el que habían pensando invadir de nuevo la península.
Fue española entre 1509 y 1792, casi tres siglos.
La Historia nos enseña muchas cosas, aunque, en general, la ineptocracia* de nuestros gobernantes actuales, los hace no ver los peligros que nos acechan desde el norte de África, que son muy graves. Y presionados, además, por el Sahel.

Fuerte de Santa Cruz, fortaleza española en Orán

Fuerte de Santa Cruz, fortaleza española en Orán (Argelia)

* Ineptocracia: “Un sistema de gobierno en el que los menos aptos para liderar son elegidos por los menos capaces de producir, y en el que aquellos miembros de la sociedad menos capaces de sustentarse a sí mismos o de triunfar son recompensados con bienes y servicios procedentes de la riqueza que le ha sido confiscada a un número cada vez menor de productores

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Defensa firma (por fin) el contrato para fabricar los blindados 8×8

Fuente texto: https://www.larazon.es/espana/20200825/cn62mhi7hjeujl2nhq4bry3r7y.html

Destinará 2.100 millones hasta 2030 para adquirir los primeros 348 vehículos de combate “Dragón”

Foto LNE

MADRIDÚltima actualización:25-08-2020 | 15:02 HCreada:25-08-2020 | 13:36 H

Llegó el día. Después de años de retrasos, cambios y mucha incertidumbre, el contrato para la fabricación del blindado estrella del Ejército de Tierra finalmente se ha firmado hoy. De esta forma, el Ministerio de Defensa da el empujón más importante al programa de adquisición de los futuros Vehículos de Combate sobre Ruedas (VCR) 8×8 “Dragón”, que en una primera fase implica la construcción de 348 blindados de los 1.000 comprometidos.MÁS NOTICIASEl futuro blindado 8×8 del Ejército que «jubilará» al BMRFue el pasado mes de diciembre cuando el Ministerio de Defensa rechazaba la oferta de Santa Bárbara Sistemas y dejaba desierto el contrato, complicando de nuevo un programa clave para las Fuerzas Armadas que no acababa de arrancar. Sin embargo, en estos ocho meses, tanto el Ministerio como las empresas han pisado el acelerador hasta llegar a la firma de hoy en la sede del Departamento que dirige Margarita Robles. Un acto en el que han participado, además de la ministra, la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro; el Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Francisco Javier Varela, y los responsables de las compañías que se unieron para su fabricación en la sociedad “Tess-Defence” (Indra, Santa Bárbara, Sapa Placencia y Escribano Mechanical & Engineering).
Durante el acto, Robles ha destacado que la rubrica supone “un hito histórico”, ya que “es esencial para el Ejército de Tierra”, además de representar una apuesta por “unas Fuerzas Armadas bien equipadas y preparadas”. “Va a favorecer la proyección que tengan las Fuerzas Armadas en el ámbito internacional”, ha destacado. En cuanto a la implicación para la industria nacional, la titular de Defensa ha reiterado que un proyecto como éste “es esencial y fundamental, y no podemos concebir una Europa con seguridad y defensa si no es con poderío industrial”. Por su parte, la secretaria de Estado ha destacado también que el del 8×8 es un programa “fundamental para las Fuerzas Armadas”Con esta firma arranca una nueva etapa en un programa que el Gobierno considera “irrenunciable” y que en esta primera fase implicará un desembolso de más de 2.100 millones para la adquisición de 348 blindados en 13 diferentes configuraciones, tal y como aprobó el Consejo de Ministros el pasado mes de junio. De hecho, ayer mismo la Subdirección General de Adquisiciones de Armamento y Material publicaba la orden de resolución de adjudicación del contrato al consorcio, además del compromiso de gasto, el cual considera “adecuado y suficiente”.
Esa cantidad, los 2.100 millones de euros, se abonarán en diferentes anualidades hasta 2030 y las previsiones apuntan a que las primeras unidades llegarán en el primer semestre de 2022, lo que supone un año de retraso respecto a los planes iniciales, que hablaban de que los primeros 13 blindados se entregarían en 2021. En total, los 348 vehículos irán llegando a lo largo de los próximos diez años.De forma paralela a esta firma, el las empresas y el Ejército prosiguen con las pruebas de los primeros prototipos, los cuales tendrán que validar los efectivos de la Legión a finales de año o principios de 2021. Hasta que los legionarios reciban los cinco demostradores para exprimirlos al máximo, los blindados han pasado ya una serie de pruebas, como las prácticas de tiro el pasado mes en Almería. El siguiente examen será a finales de octubre, cuando se procederá a certificar su protección contra minas. Tras esto, la Legión recibirá cinco vehículos para probarlos durante cinco meses y corregir posibles fallos o modificar algún aspecto clave de los 8×8. Un hito éste último que también ha sufrido numerosos e importantes retrasos, el último a causa de la pandemia de coronavirus.
Estas 348 primeras unidades que fabricará “Tess-Defence” son parte de un programa que incluye un total de 1.000 vehículos con 13 configuraciones diferentes. En una segunda fase (que en principio estaba prevista a partir de 2022) se recibirán otros 365 blindados 8×8 y en la última, aún por determinar, otros 287. En su conjunto, el programa ronda los 4.000 millones de euros.Tanto Defensa como el Gobierno han defendido este programa por la importante implicación que tendrá en él la industria Nacional, pues un 70% de su fabricación recaerá en ella. Además, se gestionará y mantendrá la Autoridad de Diseño del vehículo, asegurándose en el futuro de la ejecución del apoyo a su ciclo de vida, explica Defensa en un comunicado. Un desarrollo totalmente español que “aporta a la industria nacional soberanía tecnológica sobre un sistema de carácter estratégico”.
El proyecto, continúa, “nace con una clara vocación de exportación que permitirá posicionar internacionalmente a la industria española de Defensa en un mercado altamente competitivo”.Y tendrá un impacto especial en zonas como Asturias, Sevilla, Guipúzcoa y Madrid, con la creación, sólo en estos lugares, de unos 650 puestos de trabajo directos, asociados a su fabricación, y otros 1.000 indirectos. En el conjunto del país, Defensa estima que el programa generará aproximadamente 8.750 puestos de trabajo entre directos, indirectos e inducidos durante la duración prevista de la ejecución del contrato.
Según apuntan desde “Tess-Defence”, las cuatro empresas han conseguido “aportar una solución en coste y plazo viable y han ofrecido una solución técnica que mejore las prestaciones y objetivos exigidos por el Ejército de Tierra, aventajando así a otras soluciones extranjeras”. En concreto, Santa Bárbara se encargará del suministro de la plataforma y la integración en el vehículo; Indra, del Sistema de Misión y de la arquitectura electrónica; Sapa, del grupo motopropulsor, y Escribano, de los Sistemas de Armas.
El objetivo de este programa, que nació en 2007, es sustituir a la ya anticuada flota de Blindados Medios sobre Ruedas (BMR), con más de 40 años, o la de Transporte Oruga Acorazados (TOA), que no garantizaban la mínima protección de los militares.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Recuerdos de Brañagallones

El pasado sábado hicimos la marcha de endurecimiento a Brañagallones. Fueron unos 25 km entre la ida y la vuelta. Comimos al lado del refugio a 1250 m. de altitud y nos acompañaron también buenos amigos de la Guardia Civil.
La marcha transcurrió por el asturiano concejo de Caso, dentro del Parque Natural de Redes.
El origen de Brañagallones viene de Braña+gallones. Braña viene del asturiano Branu=verano, lugar donde pasta el ganado en el verano y Gallón es, en asturiano, urogallo. Sería,pues, braña de los urogallos. Antes había muchos urogallos, ahora apenas si queda alguno, están en terrible peligro de extinción.

WhatsApp Image 2020-08-25 at 00.10.01

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Marcha de endurecimiento a Brañagallones, objetivo cumplido.

Gran día el de ayer en el que, convocados por ARES-Asturias, acudimos a la cita 11 que ascendimos a buen ritmo los 11 kilómetros, por el Parque Natural de Redes, hasta llegar a esta paradisiaca braña.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

El Ejército británico estrena seis blindados ARES hechos en Trubia

Fuente: https://www.elcomercio.es/oviedo/ejercito-britanico-estrena-blindados-trubia-20200822000459-ntvo.html

El Ejército británico estrena seis blindados Ares de transporte de tropas hechos en Trubia

A. ARCE Oviedo

En la mitología griega Ares era el dios olímpico de la guerra, un gigante capaz de reunir todos los atributos necesarios para salir victorioso (casi siempre) del combate. En la actualidad, el nombre se lo ha quedado un gigante de 38 toneladas desarrollado por General Dynamics Land Systems para el Ejército británico, variante del Ajax a cadenas, cuya plataforma se fabrica en la villa de Trubia y conforma el principal contrato que ejecuta ahora mismo la fábrica, a la espera de firmar este mes el del ansiado 8×8. La compañía ya ha entregado a los ingleses las seis primeras unidades de esta variedad, dirigida al reconocimiento y al transporte de tropas en el campo de batalla.

En ese sentido, tal y como avanzó este diario, la factoría armamentística trubieca tiene una previsión productiva de 84 unidades del Ajax (denominado SV Scout hasta 2015) para este año. El trato con el país extranjero establece que Santa Bárbara deberá fabricar las 589 barcazas del vehículo propulsado a cadenas -diseñado a partir del Ascod español y del Ullan austriaco-, el motor, los trenes de rodadura y se encargará, además, de ensamblar las cien primeras unidades. Un gigante hispanoaustriaco diseñado en los años noventa por SBS y Steyr, ambas ahora embebidas en General Dynamics.

La familia del blindado es extensa. Además del Ares de reconocimiento y del propio Ajax, armado con un cañón de 40 milímetros, el grupo entregará las variantes de apoyo Apollo y Atlas, la variante de comando y control Athena, y una variante de ingeniero denominada Argus.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Preparada la firma del 8×8, primera fase

Según informa defensa.com será en el Consejo de Ministros del 25 de agosto.Captura de pantalla 2020-08-21 23.35.46
https://www.defensa.com/espana/firmada-primera-fase-produccion-8×8-dragon-ejercito-tierra?fbclid=IwAR3KMEgP2FCUvSonsKoin-h_6LnpsVZDXKgZihUu8_aPzTUZIiHPZ8UrMLc

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario