Trubia, mi forja

En 1794 se hizo la fábrica de Armas y había una placa conmemorativa: ” DIERON COMIENZO LOS HORNOS AÑO DE 1797″. Me agrada ver la palabra Trubia sobre una de las paredes de mi casa(la última, arriba a la izquierda), ahora vacía, pero en la que viví de los 17 a los 32 años.
Los hornos altos Volcán e Incendio, de cok, no de carbón vegetal, que marcan un inicio de la revolución industrial en Asturias, no funcionaron del todo bien los primeros años, cuando estaban a punto de resolverse los problemas llegaron las tropas francesas del mariscal Ney, en 1.808, y arrasaron la fábrica.
La llegada del Gral. Elorza en 1.844 supuso el gran despegue de la factoría. En cualquier caso, sólo uso un poco la historia para mostrar el orgullo de pertenecer a esa forja de personas salidas de mi querida factoría trubieca.20200722_182817

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .